Sexualidad en el Adulto Mayor

La salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

La sexualidad se encuentra presente en todo ser humano y permanece a lo largo de la vida.

El amor y el sexo no son sólo propiedad de los jóvenes. Los adultos mayores también necesitan compañía, enamorarse, sentir amor y pasión. Requieren satisfacer sus necesidades tanto afectivas como sexuales.

Todo ser humano necesita amar y ser amado desde que nace hasta que muere.

Cuando se es joven, el amor suele ser más pasional. Con los años se convierte en algo más maduro y sereno, en una relación donde la compañía y el cuidado por la salud del compañero son lo más importante.

En relaciones nuevas a esta edad, el amor y la pasión hacen que las personas rejuvenezcan en todos los sentidos.

Muchos opinan que es en esta etapa donde se disfruta del verdadero amor y su significado, más allá de la sexualidad.

El ser humano es un ser sexuado. Pero la sexualidad no solo posee una connotación física, sino que es una forma de interrelación humana. Es un aspecto en la vida de todos los seres humanos y está relacionada con la capacidad de sentir placer.

La sexualidad nace y muere con la persona e involucra aspectos físicos, emocionales y sociales. Está relacionada con la forma de ser, de pensar, de sentir, de actuar, y de relación consigo mismo y con los demás; el desarrollo sexual comienza antes del nacimiento y como tal permanece a lo largo de la vida hasta la vejez.

El concepto de sexualidad, por lo general, se confunde con los conceptos de sexo o relaciones sexuales, lo cual limita la vivencia de la sexualidad únicamente en la parte física; pero además del placer, el sexo y las relaciones sexuales, la sexualidad comprende aspectos como el afecto y las relaciones humanas, por lo tanto la sexualidad es un aspecto inherente al ser humano, que está presente en el transcurrir de la vida, hace parte de su bienestar e influye en su calidad de vida.

La falta de afecto, los problemas económicos, los problemas de salud repercuten de manera importante en su calidad de vida del adulto mayor, afectando su sexualidad y el deseo sexual.

Factores físicos que influyen sobre la sexualidad en el adulto mayor

El proceso de envejecimiento sexual sigue un camino lento y variable de una persona a otra.

En los hombres puede no presentarse ninguna señal biológica; el declinar sexual es lento y fundamentalmente los cambios relacionados con la edad son la menor velocidad y duración de la erección.

En la mujer por el contrario, el proceso de envejecimiento tiene una marca biológica clara que es la menopausia; ésta y los procesos de climaterio crean nuevas condiciones fisiológicas para la actividad sexual.

Problemas de salud como cardiopatías, diabetes, hipertensión influyen en el interés y la actividad sexual tanto en hombres como en mujeres, así como también los tratamientos de dichas enfermedades.

Por otra parte, la automedicación para mejorar su sexualidad; sin un control adecuado por parte de algún profesional lleva a que se incremente el riesgo para su salud.

Factores psicosociales que influyen sobre la sexualidad en el adulto mayor

También dependen de cada persona, de su medio, de su cultura y de su familia, siendo factores que condicionan la sexualidad en la vejez.

Cada adulto mayor es el resultado de su propia historia de vida; la sexualidad se prepara a lo largo de toda la vida y es consecuencia de lo vivido.

La historia sexual previa es uno de los factores psicosociales más importantes. El hecho de haber mantenido actividad sexual frecuente y satisfactoria en la juventud, favorece que en la vida adulta las capacidades fisiológicas se mantengan altas y que las personas tengan motivaciones para llevar a cabo dichas conductas y habilidades.

Un factor social que se hace presente en esta etapa de la vida es la jubilación, la cual puede percibirse como:

  • Un período de reconocimiento a los esfuerzos realizados, de descanso y tranquilidad, de seguridad económica, de liberación de las tensiones del trabajo, de actividades lúdicas y recreativas, o bien como,
  • La pérdida de ingresos económicos, disminución de la actividad física, mental y ruptura con la red social, salidas y viajes (lo cual puede ser interpretado como una muerte social que disminuye el interés por vivir y el propio interés por la sexualidad).

La inactividad y el aburrimiento, junto con la sensación de marginación que puede producir la jubilación, son causa de un rápido deterioro físico y psicológico que afecta la sexualidad. De esta manera, el adulto mayor debe prepararse previamente, para que cuando enfrente esta etapa lo haga de una manera positiva y disfrute de la misma forma como disfrutó otras etapas de su vida.

Ventajas físicas de la sexualidad en el adulto mayor

  • En el aspecto físico, una menor necesidad de eyacular y un mayor control sobre el momento de la eyaculación, hacen posible que el hombre esté más pendiente de la satisfacción de la mujer y esto conlleva un mayor sincronismo en la fase de orgasmo.
  • Hay mayor lentitud de todos los procesos de excitación lo que hace que hombres y mujeres mayores disfruten con tranquilidad la sexualidad, se aumente el interés por el contacto corporal, las caricias, la comunicación y no tanto en la exclusividad física del coito.

Ventajas psicosociales de la sexualidad en el adulto mayor

  • El contar con mayor disponibilidad de tiempo, ausencia de niños y no utilización de métodos anticonceptivos, hacen que se mejore la satisfacción del encuentro sexual.
  • La sexualidad no solo se limita al aspecto físico. Los besos, las caricias, los abrazos, la exploración de los cuerpos son algunas de las manifestaciones que pueden enriquecer el encuentro sexual y que como tal, generan placer y mejoran el bienestar del adulto mayor.

Riesgos en la salud física del adulto mayor

  • El utilizar medicamentos para mejorar la disfunción eréctil y continuar una vida sexual activa conlleva a comportamientos de riesgo.
  • Debido a factores sociales presentes en esta etapa de la vida como los cambios de pareja debido a la viudez, hace que los adultos mayores sean más susceptibles a adquirir infecciones de transmisión sexual, siendo la más relevante el HIV.
  • El adulto mayor con VIH presenta más afectación de su calidad de vida ya que es una enfermedad que se suma a otras enfermedades de carácter crónico.
  • Igualmente, la vulnerabilidad de las mujeres mayores ante el VIH se aumenta, ya que en la etapa posmenopáusica las paredes vaginales son más finas y la lubricación es menor, incrementándose la susceptibilidad a sufrir lesiones durante las relaciones sexuales.

Si se tiene en cuenta que el grupo de adultos mayores va en aumento y que en la sociedad y en profesionales de la salud aún prevalecen mitos como:

  • Los adultos mayores no tienen vida sexual.
  • Que no les interesan las relaciones sexuales.
  • Que la sexualidad no es importante en esta etapa de la vida.

Conlleva a que en este grupo, no se les indaga por su comportamiento sexual y no se les proporciona información sobre prevención.

Por todo lo antedicho, los profesionales de la salud deben proporcionar adecuada información sobre el cuidado.

Durante esta etapa, las pérdidas de las figuras de apego y la reducción de la red social, provocan una situación de soledad emocional y social. Por lo tanto, debe ser uno de los objetivos básicos de la educación en general y de la educación sexual en particular, acompañar para conservar o crear nuevos vínculos afectivos estables y seguros, conseguir que los que se mantengan dentro de un sistema de vida social, de familia, que tengan amistades y se integren en actividades grupales.

Se debe tener presente que una historia sexual rica, satisfactoria y permanente a lo largo del tiempo se asocia a una vida sexual rica y satisfactoria en la vejez.

En el cuidado brindado al adulto mayor es importante tener en cuenta que la sexualidad hace parte del bienestar y de la calidad de vida, de la misma forma que lo es para otros grupos de edad.

Facebook

Dirección

Av. Cabildo 3150 - 3º B
Ciudad Autónoma de Bs. As.
Argentina

Horarios de Atención

Lunes 16.30 hs. a 18.30 hs.
Martes 15.00 hs. a 16.00 hs.
Miércoles 9.30 hs a 12.00 hs.

Contacto

Tel.. 4543-6006
Mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes Sociales